Permiten una buena visión de lejos, intermedia y cercana, evitando así el uso de gafas. Gracias a la revolucionaria lente intraocular AT Lisa Tri de Carl Zeiss se corrige la presbicia en pacientes con y sin cataratas, obteniéndose una mejor visión intermedia, con una menor cantidad de halos y deslumbramiento, minimizando las aberraciones que hasta ahora nos daban otras lentes multifocales.